En la actualidad existen muchas familias que se han formado a través de la adopción. Algunos niños son adoptados al tiempo de nacer, otros más tarde. Algunos son adoptados en Estados Unidos, otros provienen de otros países.

Algunos niños están traumatizados, abusados o descuidados. Son el resultado de abuso sexual o huérfanos a causa de la guerra o de un accidente fatal. Algunos son adoptados por sus padres sustitutos, algunos son nacidos como el resultado de un donador de esperma. Algunos padres adoptan porque son infértiles o ellos quieren aumentar a un niño en su familia existente. Otros adoptan porque son una pareja de lesbianas o de homosexuales. Muchas parejas adoptan porque quieren dar un hogar a los niños que necesitan familia, más que dar nacimiento a niños de ellos mismos.
 
De hecho, hay muchas razones del porque las adopciones ocurren. No importa el cómo una familia decide adoptar un niño, hay numerosos retos que la nueva familia debe enfrentar día con día en su diario vivir.  Estos desafíos van a impactar a toda persona que en su vida opto por adoptar un niño. Frecuentemente la gente necesita ayuda y apoyo de otros para tener éxito en los retos que enfrentan.

He estado trabajando con el mundo de la adopción desde hace 17 años, tanto en mi práctica privada como con el Departamento de Niños y Servicios Familiares de California, así mismo con numerosas agencias de adopción. Trabajo con el proceso completo de adopción, con niños y adultos, explorando sus preocupaciones, penas, perdidas, identidad y reuniones.

También proveo entrenamientos y seminarios para familias y profesionales. A través de mi larga estadía con la asociación The Kinship Center, soy una entrenadora certificada, así como también una entrenadora de los entrenadores de su programa ACT:  An Adoption and Permanency Curriculum for Child Welfare and Mental Health Professionals.  Como una persona adoptada, que he estado reunida con mi familia biológica, yo ofrezco un entendimiento personal de la adopción y los temas relativos implicados, así como mis años de experiencia en la profesión.


“Me ha dado cuenta desde el principio que un hijo, sea biológico o adoptivo, uno no sabe todos los ingredientes que hay en el paquete.  Eso lo iremos descubriendo durante su crecimiento. Un niño es la flor más lenta en crecer en el mundo, abriéndose pétalo por pétalo, ir a desarrollando la personalidad que viene dentro.”  - Robert Klose


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Inicio | Biografía/Curriculum | Especialidades | Contácteme | Conferencias/Consulta | Tienda | Referencias

Copyright © 2011 Dee Dee Mascareñas LMFT